15 de mayo de 2016

Todo lo que hay que saber sobre la acusación de Bonadío a Cristina por el "dólar a futuro"...

¿Cristina fue o no infiel? ¿Era obligatorio u optativo devaluar el peso? ¿Están acusados todos los miembros de la "banda del dólar a futuro"? ¿Quiénes se beneficiaron con esa operatoria? ¿Qué dicen los penalistas sobre la acusación del juez Bonadío?
¿Es muy disparatado afirmar que si el Sr. A carga un arma, el Sr, B se la entrega a el Sr. C y éste asesina a una persona, para la lógica seguida por el juez Bonadío los asesinos serían los Sres. A y B... pero no el Sr, C?
Estas y otras preguntas tendrán su respuesta en esta humilde nota. Comencemos analizando la acusación del juez Bonadío según reflejaron los medios:

Dijo Infobae:
El juez federal Claudio Bonadio procesó a la ex presidente Cristina Elisabet Kirchner por negociados en la venta del dólar futuro y le trabó un embargo por 15 millones de pesos. El magistrado acusa a la ex presidente por el delito de administración infiel en perjuicio de la administración pública.
A la ex jefa de Estado -que enfrenta así el primer procesamiento de la Justicia- se le imputa el uso de una estructura de poder que presidía para implementar una operatoria que vulneró las arcas públicas. Además de Kirchner, Bonadio procesó al ex ministro de Economía Axel Kicillof, al ex titular del Banco Central Alejandro Vanoli y a otros doce imputados.

Los motivos del procesamiento
Entre sus argumentos, Bonadio mencionó "el irregular, ilegal e ilegitimo despliegue de esta operatoria realizada por los imputados al amparo de un legítimo instrumento de política monetaria, se llevó a cabo una maniobra por la cual se obligó abusivamente a la autoridad monetaria con cifras descomunales y en perjuicio del Estado Nacional".
En otro parrafo sostuvo: "Ha quedado demostrado que la operatoria de venta de futuros de dólar, desplegada por el B.C.R.A. entre los meses de septiembre a noviembre de 2015, tuvo como único objetivo derrumbar los valores negociados en la plaza local de estos contratos, para fijar cotizaciones bajas de cierre de dichos contratos, en línea con el tipo de cambio, pretendido y pregonado por la máxima autoridad del Poder Ejecutivo Nacional".
Nota completa


Complementemos con lo que dijo Perfil.com:
Cuáles fueron los argumentos de Bonadio para procesar a Cristina
Según consta en la resolución, publicada por el Centro de Información Judicial (CIJ), Bonadio consideró que, con relación a la intervención de Cristina Fernández de Kirchner y Axel Kicilloff, “es impensable que una operación financiera de esta magnitud, en la cual en menos de 45 días hábiles se abrieron posiciones del B.C.R.A. de U$s 5.000 millones a U$S 17.000 millones (de dólares), que tendría claros efectos económicos y políticos en un futuro inmediato, sea desarrollada sin la aprobación expresa del más alto nivel de decisión económico y político del Poder Ejecutivo Nacional”.
Nota completa


Repasemos ahora lo que opina al respecto el exjuez de la Corte Suprema de Justicia y uno de los penalistas más reconocidos del mundo y recientemente nombrado juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Raúl Zaffaroni:


Cristina no fue infiel
Hay curiosidades penales, coincidencias, que si a veces no dicen mucho, llaman la atención. En este sentido, vale la pena recordar la genealogía de las fórmulas legales que hoy se usan para llamar a indagatoria a Cristina Fernández de Kirchner.
Una es la de supuesta administración fraudulenta (inc. 7º del art. 173 del Código Penal). No estaba en el texto original del código, sino que fue introducida en nuestra legislación por una reforma masiva de Onganía en diciembre de 1967 (la llamada Ley 17.567), copiada del actual parágrafo 266 del código alemán, donde fue incorporado por la reforma nazista de 1933, con el nombre de Untreue. En alemán Treue es fidelidad y Untreue significa infidelidad.
Pese a que hasta hoy conserva ese nombre en la ley alemana, la mención de la fidelidad allí produce escozor, porque es una expresión propia de la doctrina y los discursos de la época de su sanción: todo delito era una forma de infidelidad a la comunidad del pueblo cuyo intérprete máximo era el Führer.
En síntesis, lo que esta disposición pena es que alguien que tiene a su cargo la administración o manejo de bienes o intereses ajenos, los perjudique intencionalmente para causar daño o para obtener beneficios para sí o para otros.
Es obvio que es un acto preparatorio muy lejano de cualquier comienzo de ejecución o tentativa: sería un delito de peligro remotísimo, una mera manifestación de intención, sin necesidad de ninguna otra exteriorización delictiva.
A eso se debe agregar el absurdo de que un acto, que ni siquiera es de tentativa, puede resultar más gravemente penado que el mismo delito consumado, como en el caso de que tres mecheras de tienda se pongan de acuerdo para hurtar ropa interior.
El hecho consiste en operaciones con dólar a futuro, que son corrientes. Se hacen calculando el valor de la divisa conforme a las previsiones del momento. Siguiendo la política de control de cambios vigente en el momento de prever el valor, la divisa en el futuro estaría –supongamos– a 10 pesos. Lo cierto es que la divisa estuvo a 15, por lo cual el Banco Central sólo recibe 10 pesos por cada dólar que hoy vale 15, con una pérdida de 5 pesos por dólar.
Esta diferencia se produjo porque se pasó del control de cambios al dólar flotante, es decir, porque se adoptó otra política monetaria: se pasó de Keynes a Milton Friedman.
Inclinarse por uno u otro no es delito, sino una opción política, salvo que se quiera procesar a Keynes. Tampoco pretendemos procesar a Friedman. Pero nadie podrá negar que al momento de calcular el valor del dólar en unos meses, no era previsible el advenimiento de una administración adoradora del mercado, que enciende velas en el altar de Friedman.
Pero si bien no es delito pasarse a Milton Friedman, sí lo sería no haber evitado o paliado el daño, habiendo anulado las operaciones a futuro (invocando la teoría de la imprevisión o algo parecido), renegociado esas operaciones o abandonando más gradualmente del control cambiario.
Como no se hizo nada por evitar o disminuir el daño, el Banco Central y nuestras reservas sufrieron el impacto de frente y sin ninguna amortiguación.
Más aún: la propia Justicia, consultada sobre esas operaciones, dispuso que se sigan pagando hasta hoy los dólares a 10 pesos, o sea, que si se tratase de un delito, ni el propio juez que lo imputa trató de evitar que se consume el daño interrumpiendo las consecuencias.
Esta conducta de la propia Justicia sería algo así como ocuparse exclusivamente de pretender imputar a un secuestrador, pero al mismo tiempo dejar a la víctima atada en el sótano. Cuando un juez se halla en presencia de un delito, lo primero que debe hacer es interrumpir en lo posible sus efectos.
La conclusión de lo anterior podría extraerla Adrián Paenza: el Banco Central pierde 5 pesos por dólar en razón de la medida de la actual administración, que dejó flotando la cotización del dólar para beneficiar políticamente a los exportadores y directamente a los bancos, sin que la administración ni el propio juez hagan nada por paliar o evitar el daño.
¿Quién incurre en infidelidad, usando la expresión originaria de la fuente alemana? Si hubo un infiel, es claro que no fue Cristina.
Mucho más racional sería pensar que no guarda fidelidad con los intereses que le fueron confiados quien deja flotando el dólar de la noche a la mañana, sabiendo que su precio va a dar un salto considerable, sin tomar ninguna medida que neutralice o disminuya el daño para el Banco Central que, como cualquiera podía observar, era consecuencia inevitable de esa medida, y a sabiendas, además, de que ese salto en el precio beneficiaría a los exportadores y, mucho más directamente, a los bancos compradores.
Si de fidelidad se trata, nadie quiera atribuirle a otro sus propias infidelidades.
Nota completa





Veamos ahora lo último que se sabe al respecto, según los periodistas especializados en judiciales Raúl Kollmann e Irina Hauser:

Bonadio se sacó el gusto de procesar a CFK
En su persistente y atropellada ofensiva contra los integrantes del anterior gobierno, a Bonadio ni siquiera le importó que Cristina Kirchner no figurara en la denuncia original, ni el hecho de que el fiscal no la haya imputado. Directamente especuló que esa decisión económica no se pudo haber llevado adelante sin el visto bueno de la entonces Presidenta y del ex ministro Axel Kicillof. En el expediente no se acusa a CFK ni a nadie por un hecho de corrupción o por haberse quedado con dinero. El procesamiento termina dictándose porque se eligió una política monetaria destinada a desalentar las expectativas de una devaluación –por eso se operaba el dólar-futuro a 10,65 pesos–, justamente por los efectos que después se vieron: la devaluación que llevó a altos índices de inflación, pérdida en los salarios reales y fuerte baja en el consumo.
Lo curioso es que no hay –al menos hasta ahora– imputación contra quienes devaluaron, ni tampoco contra los funcionarios del actual gobierno que compraron dólar-futuro. “Procesan a los que no devaluaron ni ganaron un peso con la operatoria y zafan los que llevaron el dólar a 15 pesos e hicieron un negocio comprando dólar-futuro”, señaló uno de los abogados que representa los funcionarios del anterior gobierno. El razonamiento del juez es que el perjuicio que debe tomar en cuenta es el que se produjo con la venta.

Recusado
Bonadio llegó ayer a dictar los procesamientos pese a que fue recusado en dos oportunidades. Los abogados de un integrante del directorio del BCRA sostuvieron que el juez no les permitía ver la causa, que privilegiaba al fiscal y que citaba a declarar a testigos sin notificar a las defensas de los imputados. A esa recusación de Alejandro Rúa y Paula Honisch, la Sala II contestó algo así como que Bonadio actúa en forma irregular en todas las causas, de manera que no correspondía apartarlo del expediente porque se trata de las mismas irregularidades de siempre. Luego, Carlos Alberto Beraldi, abogado de Cristina Kirchner, agregó que Bonadio autorizó a realizar pagos por la operatoria del dólar-futuro, lo que provocó una denuncia y la imputación del fiscal Jorge Di Lello. La objeción al magistrado es que si la operatoria era un delito y causaría un efecto ruinoso, no debió autorizar ningún pago. En consonancia, Beraldi sostuvo que Bonadio no podía ser juez de un caso en el que estaba también imputado por el fiscal Di Lello.

Política
La operatoria de dólar futuro consiste en fijar un precio de la divisa para un momento futuro determinado. Si la cotización resulta más alta el día fijado como vencimiento del contrato, se le dará al comprador la diferencia a su favor, en pesos, y si está por debajo de lo fijado en la operación, la diferencia será para el Estado, también en pesos. Es una operatoria del Banco Central que se realiza desde hace años, en la Argentina y en otros países, no benefician ni perjudica las reservas porque es en pesos y a lo largo del tiempo le dejó importantes ganancias al Estado.
El objetivo del Central era mantener bajas expectativas de devaluación y evitar cualquier corrida. La realidad es que las ganancias terminaron siendo importantes para los que operaron en el dólar futuro porque después el gobierno de Mauricio Macri produjo una megadevaluación, pese a que a lo largo de la campaña juró y perjuró que no devaluaría. De manera que se acusa al anterior gobierno por una pérdida que se produjo cuando la actual administración devaluó.
Sin embargo, tanto la ex presidenta como el ex ministro Kicillof, como el ex titular del Banco Central, Alejandro Vanoli, y el resto de los imputados señalaron que la política debía orientarse a mantener la estabilidad monetaria, desalentando las corridas y las movidas inflacionarias. En ese objetivo, la operatoria de dólar-futuro fue un instrumento y todas las defensas coincidieron en que la devaluación no estaba escrita en ningún destino, sino que fue obra voluntaria del actual gobierno, sobre todo en una magnitud de más del 60 por ciento. Esto llevó a niveles de inflación que multiplicaron las anteriores, una caída brutal de los salarios reales, baja del consumo y despidos.
Justamente, uno de los argumentos de las defensas es que Bonadio criminalizó una política económica del anterior gobierno, no un hecho de corrupción. Las medidas de política económica son opinables, pueden ser consideradas mejores o peores, pero no son judiciables. Con el mismo argumento –sostienen las defensas– deben ser imputados los actuales gobernantes que fueron los que verdaderamente produjeron la devaluación.

Ruleta
A lo largo del fallo, Bonadio sostiene que la devaluación era inevitable e, incluso, entra en consideraciones acerca de que tal vez iba a ser menor con Scioli que con Macri, y que después entró a jugar el favoritismo del candidato de Cambiemos para la segunda vuelta, por lo cual –según él–, se esperaban precios altos del dólar.
Y para procesar se basó en el concepto de “la ruleta que funciona mal”. Dice que todo está bien si un jugador entra al casino, apuesta y tiene las mismas chances que el casino y los otros jugadores, pero que apostar sobre la base de una ruleta descompuesta es lo ilegal. En este caso, la ruleta descompuesta es que la operatoria del dólar-futuro se producía sobre la base de una devaluación que él –Bonadio– considera que era segura. Casi que desliza que el gobierno anterior debió devaluar. Pero lo que está en juego es una causa judicial y en ningún momento explica en qué consistiría el carácter ilegal o ilegítimo de la estrategia monetaria elegida.
Sin embargo, el juez saca de la realidad que no se trataba de una apuesta, sino de la elección de una herramienta para implementar una política que desalentara una corrida contra el dólar o disparada de los precios que –como sucedió en otros diciembres– terminó produciendo saqueos y crisis para los sectores populares.
Nota completa


Y por si no quedó en claro lo disparatada de la acusación, veamos quiénes fueron los verdaderos beneficiados de la compra de dólares a futuro y la posterior devaluación:


Con ganancias millonarias
Entre los compradores de dólar futuro aparecen funcionarios del Gobierno.
Mientras el juez Claudio Bonadio avanza con la causa contra Cristina de Kirchner y parte del que fuera su equipo económico, el canal C5N dio a conocer algunas de las personas y empresas que adquirieron contratos de dólar futuro en el Mercado a Término de Rosario S.A (ROFEX) entre el primero de septiembre y el once de noviembre del 2015. 
Según surge de la lista a la que accedió C5N, entre el 8y el 27 de octubre, la empresa constructora Caputo S.A, propiedad de Nicolás Martín "Nicky" Caputo, amigo de la infancia y hombre de confianza del presidente Mauricio Macri, operó u$s 3.560.000 a través de los agentes de liquidación y compensación INTL CIBSA S.A y Capital Markets Argentina con vencimientos que van de febrero a junio de este año.  
Además, también se conoció que José María Torello, apoderado nacional del PRO y jefe de asesores del Presidente, invirtió u$s 800.000 en contratos de dólar futuro mediante la agencia Schweber Securities S.A. que vencieron en febrero.  
En cuanto a las empresas, Chery-Socma Argentina S.A, que es una asociación entre dos compañías de Franco Macri, operó entre el cuatro de septiembre y el 23 de octubre u$s 8 millones vía Puente Hermanos S.A. 
El ex CEO de la empresa LAN y hoy secretario de Coordinación de Políticas Públicas, Gustavo Sebastián Lopetegui compró y vendió 310 contratos, que representan 310 mil dólares, lo que le dio un resultado neto de 0, a través de INTL CIBSA S.A, entre el 23 y el 26 de octubre.  
En tanto que el Fondo Pegasus cuyo número uno era el hoy secretario de Coordinación Interministerial, Mario Eduardo Quintana, operó, también a través de INTL CIBSA S.A, u$s 1.480.000 a mediados de septiembre del año pasado. 
También entre las empresas aparecen compañías de medios, como S.A. La Nación y Cablevisión S.A. con u$s 4 y u$s 11 millones respectivamente.
Nota completa




Evidentemente, la justicia se está yendo por la canaleta de la politización y la ridiculización, y, como dijimos al princípio, es atinado afirmar que si el Sr. A carga un arma, el Sr, B se la entrega a el Sr. C y éste asesina a una persona, para la lógica seguida por el juez Bonadío los asesinos serían los Sres. A y B... pero no el Sr. C...

Esperemos que esta ridícula acusación termine como tiene que terminar: en la basura. ¡Será justicia! ¿Será...?


2 de mayo de 2016

En el día del trabajador y frente a trabajadores, a Macri le salió el empresario que lleva adentro.

Así es, frente a trabajadores gastronómicos del gremio que lidera Luis Barrionuevo, el presidente Macri retomó (involuntariamente) su papel de empresario, junto a su esposa Juliana Awada (también empresaria), realizando una fuerte crítica a la media sanción de llamada "ley antidespidos" y aspectos negativos (según su visión) del comportamiento habitual de los trabajadores, repitiendo frases o eslóganes que suelen utilizar los empresarios, dejando en claro qué tipo de persona está a cargo del Poder Ejecutivo Nacional.





Repasemos, primero, las palabras del presidente en ese acto del 1° de Mayo:

Con un discurso antilaboral en el Día del Trabajador
El presidente Mauricio Macri participó este mediodía del festejo del Día del Trabajador en la sede porteña de Uthgra, el gremio de los gastronómicos. Estuvo acompañado de su esposa Juliana Awada, el jefe de Gabinete Marcos Peña, y de varios funcionarios en el evento del que se ausentó Luis Barrionuevo, quien acusó una gripe.
Macri brindó un discurso en el que fustigó el "trabajo público inútil", porque "la primera víctima es la persona, cuando se da cuenta que no cumple una tarea útil para la sociedad". El Presidente cuestionó que "hace 5 años que no se genera trabajo de calidad, porque ocultaron -aseguró- el desempleo con trabajo público inútil". A la vez cuestionó "el abuso en el uso de las licencias" y "el ausentismo", y afirmó que "detrás de cada puesto de trabajo inútil hay un maestro que no pudimos poner en el aula, un médico o una enfermera que reclaman en una ciudad del país".
Macri añadió que "la suma de los empleos inútiles es una ruta descuidada donde los argentinos pierden la vida", a la vez que cargó contra las iniciativas "arbitrarias", en referencia a los proyectos opositores que apuntan a declarar la emergencia ocupacional. "Si fuese cuestión de leyes, en vez de conservar lo que tenemos, saquemos una ley que diga que todos somos felices" ironizó sobre la iniciativa parlamentaria del todo el arco opositor.
Nota completa


Mauricio Macri criticó al gobierno anterior: "Ocultaron el desempleo con trabajo público inútil".
El Presidente ofreció esta tarde un discurso en el marco del festejo por el Día del Trabajador en la sede del gremio gastronómico porteño, donde desafió a los legisladores de la oposición peronista que impulsan una norma para imponer doble indemnización y evitar despidos: "Si fuera cuestión de leyes saquemos una ley que diga que somos todos felices", afirmó.
"Hace 5 años que no se genera trabajo de calidad, porque ocultaron el desempleo con trabajo público inútil", dijo Macri. El Presidente desafió además a los legisladores de la oposición peronista que impulsan una norma para imponer doble indemnización y evitar despidos al sostener que "si fuera cuestión de leyes saquemos una ley que diga que somos todos felices".
"Si fuese tan simple como imprimir billetes y repartirlos, es cuestión de cuántas máquinas de imprimir compramos y seríamos todos felices. Pero eso nos trajo el problema de la inflación que siempre afecta primero a los que menos tienen. Si fuese por cuestión de leyes saquemos, en vez de una ley para conservar lo que tenemos, una ley que diga que por ley somos todos felices y ya está, ya lo resolvimos. Pero no es así", dijo Macri.
Nota completa


EN EL DÍA DEL TRABAJADOR
Mauricio Macri: "Si fuera cuestión de leyes, saquemos una ley que diga que somos todos felices".
Desde el "locro", Macri aprovechó la ocasión para desafiar a los legisladores de la oposición peronista que impulsan una norma para imponer doble indemnización y evitar despidos al sostener que "si fuera cuestión de leyes saquemos una ley que diga que somos todos felices".
Además, señaló que "el ausentismo, el no cumplir con el trabajo o el abuso de las licencias nos perjudican a todos".
Nota completa




Repasemos también sobre lo que dijo antes de que se realizara la marcha gremial:


Macri sobre la marcha sindical: "Estamos trabajando en la misma agenda que ellos plantean".
El presidente Mauricio Macri aseguró esta mañana que está "trabajando en la misma agenda" que las centrales obreras que realizarán una marcha conjunta en contra de las medidas económicas del Gobierno y remarcó que "todo el mundo tiene derecho a expresarse".
De esta manera, el jefe de Estado se refirió al acto y marcha que realizarán esta tarde en forma conjunta las cinco centrales sindicales en conmemoración por el Día del Trabajador, y en reclamo por mejoras salariales, la eliminación del impuesto a las ganancias, contra los despidos y un aumento extra de haberes para los jubilados.
Luego reiteró que "hay generar empleo de calidad y no empleo inventado del clientelismo, empleo público inútil, sino empleo a partir de la inversión".
Nota completa



A pesar de lo que dijo el presidente sobre la creación de empleo y crecimiento del PBI nacional, esta es la realidad sobre esos items:

Empleo privado: ¿Y la crisis dónde estaba?





Mitos Argentinos. Hoy: "Hace cuatro años que no crecemos ni creamos empleo".



25 de abril de 2016

Argentina y la "grieta", una división ya más que centenaria.

"Harto ya de estar harto, ya me cansé" (diría como Serrat) de escuchar hablar sobre la supuesta "grieta" que divide a la Argentina. Hace años que se apela a la metáfora de una grieta que separaría a la sociedad argentina en dos bandos o mitades irreconciliables, producto de la deliberada y dañina política del gobierno kirchnerista con inconfesables intenciones. Esta metáfora, nacida de alguna pluma del periodismo hegemónico pero tomada calurosamente por la oposición al gobierno anterior para explicar muchas de las medidas del kirchnerismo fue también utilizada inteligentemente por Cambiemos para su campaña proselitista, y lo sigue siendo actualmente para explicar algunas de sus propias medidas de gobierno.
Luego de escuchar y leer sobre esta supuesta invención del kirchnerismo para dividir al país en "buenos" y "malos", en "nosotros" y "ellos", sistemáticamente explotada con esa intención por aquella oposición política y mediática (hoy juntas en el poder), podemos preguntarnos cuándo fue que nació esa grieta, en 2003; 2007 o después. Pero nos veríamos en problemas si analizamos las causas y características de esa grieta de una manera histórica más abarcativa, más completa. Porque ¿cuándo fue que Argentina no contaba con esa grieta? ¿La sociedad argentina estaba unida antes del 2003, en los años 90, en los 70 ó, más atrás en nuestra historia, durante los gobiernos de Perón o Yrigoyen?
Para ilustrar el meollo de lo que proponemos analizar, reproduciremos sin comentarios ni acotaciones algunos párrafos tomados de esas épocas, referidas a los gobiernos peronistas e yrigoyenistas, posteriores a sus respectivas caídas. Es decir, qué se decía de ellos cuando ya habían caído en desgracia. Y entonces veremos que la ampliamente publicitada grieta que separó al país en esta última década no es nada nuevo o, por lo menos, que  es una metodología utilizada para argumentar, para unificar relatos que no podrían fusionarse de otra manera, utilizados para denostar a los gobiernos democráticos mayoritarios. Es decir, por lo tanto,: para construir una metáfora, un mito que sirva para un propósito político determinado.
Pero, dejemos paso ya a los textos que demuestran que la famosa grieta en nuestra sociedad no tiene diez o doce años sino que es bastante adulta, anciana diríamos mejor...



La grieta en tiempos de Perón.



Tapa de La Nación tras el derrocamiento de Perón
"Había dos países en octubre de 1945: el país elegante y simpático con sus intelectuales y su sociedad distinguida sustentada en su clientela ‘romana’ y el país de ‘la corte de los milagros’ que mostró entonces toda su rabia y toda su fuerza. ¡Nueve días que sacudieron al país! ¡Nueve días en que la verdad se desnudó! ¡Nueve días que cierran una época e inauguran otra! (…) Desde luego, el odio no es el único ingrediente del peronismo pero es el fundamental, el cemento que aglutinó a las masas en torno a Perón".
Emilio Hardoy, dirigente conservador.


"El malón peronista - con protección oficial y asesoramiento policial- que azotó al país, ha provocado rápidamente- por su gravedad- la exteriorización del repudio popular de todos los sectores de la República en millares de protestas. Se plantea así para nuestros militantes, una serie de tareas que para mayor claridad, hemos agrupado en dos rangos: higienización democrática y clarificación política. Es decir, por un lado, barrer con el peronismo y todo aquello que de alguna manera sea su expresión: por el otro, llevar adelante una campaña de esclarecimiento de los problemas nacionales, la forma de resolverlos y explicar ante las amplias masas de nuestro pueblo, más aún que lo hecho hasta hoy, lo que la demagogia peronista representa. En el primer orden, nuestros camaradas deben organizar y organizarse para la lucha contra el peronismo hasta su aniquilamiento. Corresponde aquí también señalar la gran tarea de limpiar las paredes y las calles de nuestras ciudades de las inmundas ’pintadas’ peronistas. Que no quede barrio o pueblo sin organizar las brigadas de reorganización democrática. Nuestras mujeres deben visitar las casas de familia, comercios, etc, reclamando la acción coordinada y unánime contra el peronismo y sus hordas. Perón es el enemigo número uno del pueblo argentino."
Declaración del Partido Comunista.


"En los bajíos y entresijos de la sociedad hay acumuladas miseria, dolor, ignorancia, indigencia más mental que física, infelicidad y sufrimiento. Cuando un cataclismo social o un estímulo de la policía moviliza las fuerzas latentes del resentimiento, cortan todas las contenciones morales, dan libertad a las potencias incontroladas, la parte del que pueblo que vive ese resentimiento y acaso para su resentimiento, se desborda en las calles, amenaza, vocifera, atropella, asalta a diarios, persigue en su furia demoníaca a los propios adalides permanentes y responsables de su elevación y dignificación".
Partido Socialista.


"No sólo por los bombos, platillos, triángulos y otros improvisados instrumentos de percusión (esa gente) me recuerda las murgas de carnaval, sino también por su indumentaria: parecen disfrazados de menesterosos. Me pregunto de qué suburbio alejado provienen esos hombres y mujeres casi harapientos, muchos de ellos con vinchas que, como a los indios de los malones, les ciñen la frente y casi todos desgreñados. ¿O será que el día gris y pesado o una urgente convocatoria, les ha impedido a estos trabajadores tomarse el tiempo de salir a la calle bien entrazados o bien peinados, como es su costumbre ¿O habrán surgido de ámbitos cuya existencia yo desconozco".
María Rosa Oliver, escritora del grupo "Sur" y camarada de ruta del partido comunista.


"El malevaje peronista, repitiendo escenas dignas de la época de Rosas y remedando lo ocurrido en los orígenes del fascismo en Italia y Alemania, demostró lo que era, arrojándose contra la población indefensa, contra el hogar, contra las casas de comercio, contra el pudor y la honestidad, contra la decencia, contra la cultura e imponiendo el paro oficial, pistola en mano y con la colaboración de la policía que ese día y al día siguiente, entregó las calles de la ciudad al peronismo bárbaro y desatado".
Partido Comunista.


Las muchedumbres agraviaron el buen gusto y la estética de la ciudad, afeada por su presencia en nuestras calles. El pueblo las observaba pasar, un poco sorprendido al principio, pero luego con glacial indiferencia.”
Diario Crítica, 17 de octubre de 1945


“Los ciudadanos que desfilaron triunfalmente, yo entre ellos, poco tiempo antes por las calles de Buenos Aires, jamás imaginaron que la muchedumbre, imponente e informe, amenazadora y primitiva, iba a invadir la Plaza de Mayo al grito de guerra de ¡Perón!” Emilio Hardoy, Partido Conservador.



Libro sobre la "grieta" actual.


La grieta en tiempos de Yrigoyen.


Manifiesto del dictador Uriburu del 6 de septiembre de 1930.

Respondiendo al clamor del pueblo y con el patriótico apoyo del ejército y de la Armada, hemos asumido el Gobierno de la Nación.
El dictador Uriburu hablándole a la multitud tras el golpe.
Exponentes de orden y educados en el respeto de las leyes y de las Instituciones, hemos asistido atónitos al proceso de desquiciamiento que ha sufrido el país en los últimos años.
Hemos aguardado serenamente con al esperanza de una reacción salvadora, pero ante la angustiosa realidad que presenta al país al borde del caos y de la ruina, asumimos ante él la responsabilidad de evitar su derrumbe definitivo.
La inercia y la corrupción administrativa, la ausencia de justicia, la anarquía universitaria, la improvisación y el despilfarro en materia económica y financiera, el favoritismo deprimente como sistema burocrático, la politiquería como tarea primordial de gobierno, la acción destructora y denigrante en el Ejército y en la Armada, el descrédito internacional logrado por la jactancia en el desprecio por las leyes y por las actitudes y las expresiones reveladoras de una incultura agresiva, la exaltación de los subalterno, el abuso, el atropello, el fraude, el latrocinio y el crimen, son apenas un pálido reflejo de lo que ha tenido que soportar el país.
Será también aspiración del gobierno provisorio devolver la tranquilidad a la sociedad argentina, hondamente perturbada por la política de odios, favoritismos y exclusiones, fomentada tenazmente por el régimen depuesto, de modo que en las próximas contiendas electorales predomine el elevado espíritu de concordia y de respeto por las ideas del adversario que son tradicionales a la cultura y a la hidalguía argentinas.
Las voces de la oposición que se han alzado en defensa de los principios de orden y de altivez en una y otra Cámara han sido impotentes para levantar a la mayoría de su postración moral y para devolver al cuerpo de que formaban parte el decoro y el respeto definitivamente perdidos ante la opinión.
Invocamos, pues, en esta hora solemne, el nombre de la Patria y la memoria de los próceres que impusieron a las futuras generaciones el sagrado deber de engrandecerla; y en alto la bandera, hacemos un llamado a todos los corazones argentinos, para que nos ayuden a cumplir este mandato con honor.
Buenos Aires, 6 de Septiembre de 1930.
Teniente general Uriburu , Comandante en Jefe del ejército y presidente del Gobierno provisorio.


 Marcelo T. de Alvear habla de Hipólito Yrigoyen:

Yrigoyen con una ignorancia absoluta de toda la práctica de gobierno democrático, parece que se hubiera complacido en menoscabar las instituciones. Da pena cómo ese hombre, que encarnaba los anhelos de la libertad del sufragio, que tenía un puesto ganado en la historia al dejar su primera presidencia, destruyó su propia estatua.
“Él que dirigió varias revoluciones, en las que nosotros participamos, no logró hacer triunfar ninguna. En cambio, ve triunfar la primera que le hacen a él. Más le valiera haber muerto al dejar su primer gobierno; al menos, hubiera salvado al partido, la única fuerza electoral del país, rota y desmoralizada por la acción personal de su personalismo.”
Declaraciones de Marcelo T. de Alvear al diario La Razón, Buenos Aires, 8 de septiembre de 1930, dos días después del derrocamiento de Hipólito Yrigoyen. 


“Ya por entonces el Congreso estaba lleno de chusma y guarangos inauditos. Se había cambiado el lenguaje parlamentario usual, por el habla soez de los suburbios y los comités radicales. Las palabras que soltaban de sus bocas esos animales no habían podido ser dichas nunca ni en una asamblea salvaje del Africa o del Asia. En el Congreso ya no se pronunciaban discursos, sino que se rebuznaba y la barra secundaba los actos de su amigos”.
Bosch, Mariano “Historia del partido Radical”, BsAs, pág . 214


Aparecieron en manadas los radicales del Parque, surgieron “dotores y más “dotores”, cuyas melenas cortadas en el cogote a filo de navaja y los cuellos altos, no siempre limpios, denunciaban larga ascendencia de pañuelo al cuello y pantalón bombilla. Las chinas, pintadas de albayalde, trepadas a sus tacones Luis XV, decoraban las antesalas y repartían miradas tropicales entre la canalla ensoberbecida, candombe peor que de negros, de mulatos. Color chocolate en los rostros y color chocolate en las conciencias”.
Valenti Ferro, Enzo. “Qué quieren los nacionalistas”, Bs As, 1933


“El espectáculo que presentaba la casa de gobierno...era pintoresco y bullicioso. Como en un hormiguero, la gente, en su mayoría mal trajeada, entraba y salía hablando y gesticulando con fuerza..Un ordenanza me condujo a la sala de espera... Ví allí un conjunto de personas de las más distintas cataduras :una mujer de humilde condición con un chiquillo en los brazos, un mulato en camiseta, calzado con alpargatas, que fumaba y escupía sin cesar, un señor de edad que parecía funcionario jubilado, dos jóvenes radicales que conversaban con vehemencia de política con un criollo medio viejo de tez curtida, al parecer campesino, por su indumentaria y su acento”.
Ibarguren, Carlos, “La historia que he vivido”, Bs As, EUDEBA, 1969, pág. 300.

Hubo el encumbramiento por el favor presidencial de los elementos más inferiores de la sociedad... En realidad, una verdadera turba allí acampada, en espera permanente del beneficio, la dádiva, el empleo prometido... Fue un pronunciamiento de la plebe, de la masa popular desheredada.”
Pinedo, Federico (abuelo del actual diputado del PRO), “En tiempos de la República”, Edit. Mundo Forense, Bs As, 1946, pág. 40.

Textos extractados de "La Causa Radical contra El Régimen Conservador (1850-1928)" de Norberto Galasso.


“Este hombre no tiene energías, ni tiene voluntad, tiene una obstinación, un deseo de decidir el voto de los electores por medio de favores, servicios, prebendas y promesas, se puede llegar a situaciones insostenibles. Hay una clase de parasitismo populachero, que es insaciable… Todo esto prepara situaciones sociales realmente pavorosas, tan serias y tan complicadas, que muchas veces imponen la necesidad de apelar a recursos extremos…” Nicolás Repetto en la Cámara de Diputados.


“Yrigoyen significó un anacronismo, un paso atrás hacia la barbarie y un ultraje a la cultura alcanzada. Fue la invasión del bajo fondo en su parte enferma al poder, el fandango de la cocina instalada en la sala, el asalto a las arcas públicas por todo género de delincuentes, la humillación de toda manifestación de cultura por la hez del conventillo… ¡Es el ciudadano que ha irrogado más daños a su patria!.”
Benjamín Villafañe en La Tragedia Argentina.


“Se han resucitado las prácticas de la mazorca llevando el terror a todas partes… El pueblo creyó en su caudillo con fe ciega. Y no vio nada, no vio la Patria… El líder pudo convivir con todos y vibró con unos pocos, con los peores… Por eso ha terminado solo, absolutamente solo”.
Extractado de Revista El Hogar de 1930, luego del derrocamiento de Yrigoyen.


Una horda, un hampa había acampado en las esferas oficiales y plantado en ellas sus tiendas de mercaderes, comprando y vendiéndolo todo, desde lo más sagrado hasta el honor de la Patria… La época yrigoyenista ha pasado ya vomitada por el pueblo al gheto de la historia.”
Discurso de Sánchez Sorondo en 1930, luego del derrocamiento de Yrigoyen.

Textos extractados de "El Golpe Militar del 6 de Setiembre de 1930" de Norberto Galasso.







¿La grieta también en el siglo XIX?

En nuestra historia tenemos infinidad de ejemplos de la existencia de esta grieta en el siglo XIX (para no remontarnos a los XVIII y XVII).

Veamos, por ejemplo, lo que opinaba libremente nuestro Padre del Aula Inmortal, Domingo Faustino Sarmiento sobre la otra orilla de la grieta:



El "Facundo", libro emblemático sobre la grieta en el siglo XIX.
"¿Lograremos exterminar los indios? Por los salvajes de América siento una invencible repugnancia sin poderlo remediar. Esa canalla no son más que unos indios asquerosos a quienes mandaría colgar ahora si reapareciesen. Lautaro y Caupolicán son unos indios piojosos, porque así son todos. Incapaces de progreso, su exterminio es providencial y útil, sublime y grande. Se los debe exterminar sin ni siquiera perdonar al pequeño, que tiene ya el odio instintivo al hombre civilizado".
(El Progreso, 27/9/1844; El Nacional, 25/11/1876.) (Artículos de "El Progreso", 27.9.1844 y de "El Nacional", 19.5.1857, 25.11.1878 y 8.2.1879.)


"Si los pobres de los hospitales, de los asilos de mendigos y de las casas de huérfanos se han de morir, que se mueran: porque el Estado no tiene caridad, no tiene alma. El mendigo es un insecto, como la hormiga. Recoge los desperdicios. De manera que es útil sin necesidad de que se le dé dinero. ¿Qué importa que el Estado deje morir al que no puede vivir por sus defectos? ¿Los huérfanos son los últimos seres de la sociedad, hijos de padres viciosos, no se les debe dar más que de comer".
(Discurso en el Senado de Buenos Aires, 13 de Septiembre de 1859)


"Se nos habla de gauchos... La lucha ha dado cuenta de ellos, de toda esa chusma de haraganes. No trate de economizar sangre de gauchos... Es lo único que tienen de humano. Este es un abono que es preciso hacer útil al país. La sangre de esta chusma criolla incivil, bárbara y ruda, es lo único que tienen de seres humanos".
(Carta a Bartolomé Mitre de 20 de Septiembre de 1861 y "El Nacional" 3/2/1857)


"Tengo odio a la barbarie popular... La chusma y el pueblo gaucho nos es hostil... Mientras haya un chiripá no habrá ciudadanos, ¿son acaso las masas la única fuente de poder y legitimidad?. El poncho, el chiripá y el rancho son de origen salvaje y forman una división entre la ciudad culta y el pueblo, haciendo que los cristianos se degraden... Usted tendrá la gloria de establecer en toda la República el poder de la clase culta aniquilando el levantamiento de las masas".
(En Buenos Aires, 1853; Carta a Mitre del 24 de Septiembre 1861; en EEUU., 1865)


"Cuando decimos pueblo, entendemos los notables, activos, inteligentes: clase gobernante. Somos gentes decentes. Patricios a cuya clase pertenecemos nosotros, pues, no ha de verse en nuestra Cámara (Diputados y Senadores) ni gauchos, ni negros, ni pobres. Somos la gente decente, es decir, patriota”.
Sarmiento, Discurso de 1866.




La "grieta" parodiada cotidianamente en el canal TN.


Como hemos visto, la división en la sociedad argentina en dos partes que se postula como una creación kirchnerista no es más que una división ya existente, más que centenaria, una duplicidad que debemos conocer, analizar y con la que debemos convivir democráticamente, civilizadamente, pero de la que quizás no podamos deshacernos. O, tal vez, de la que no deberíamos esperar deshacernos, ya que más que una grieta que nos separa puede llegar a ser una pluralidad característica, innata de nuestra cultura criolla que deberíamos aprovechar para encontrar variantes ante cada uno de los desafíos que encontremos en nuestro devenir histórico. Pero ése ya es otro tema, que excede, evidentemente, esta humilde nota.



Más datos sobre el tema y sobre las fuentes utilizadas, ver nuestras notas:

WikiPis: Alvear vs Yrigoyen.

WikiPis: Proclama del Gral. Uriburu

No todos nosotros somos morochos o gronchos… ¿No?

No todos nosotros somos morochos o gronchos… ¿No? (II)

No todos nosotros somos morochos o gronchos… ¿No? (III)





Otras basuras en oferta

DELIVERY BASURERO

DELIVERY BASURERO
Si querés que te avisemos cuando publicamos una nota, pedilo a basureronacional@gmail.com